El Rico - Trono Virgen del Amor

Por F. Jiménez y F. J. Jurado

Son pocos los ejemplos malacitanos dentro de la fábrica de los tronos, donde un escultor es el autor como tallista del mismo, pues nos encontramos con uno de esos artistas polifacéticos que acometen varias disciplinas con soltura, como fue Nicolás Prados López.

Con una procedencia granadina, las formas y el estilo de la talla de este autor se adaptan de sobremanera a las exigencias que en la época se requerían a la hora de la hechura de los tronos, donde los volúmenes y las distribuciones espaciales encajan como decimos en la maquinaria que tanto predicamento tiene en la capital malacitana.


El Rico - Trono Virgen del Amor

El cajillo se aposenta sobre una base rectangular moldurada, con una decoración geométrica donde se suceden los acantos y las flores dejando paso a la ascensión del mismo, ya que se articula como una gran peana donde la concavidad crea esa visión piramidal que culmina en la crestería. En ese primer tramo convexo se incluye en su mayor parte liso, la talla de unas guirnaldas florales, continuándose el alzado con una nueva moldura de hojas que precede el cuerpo del cajillo constituido por la gran capilla central escoltada por cartelas que dan paso a dos grandes ménsulas en el frente, mientras que en los laterales quedan unas cartelas centrales de mayor tamaño acompañadas en su lados por ángeles y otras dos cartelas que quedan entre las cuatro ménsulas de estas estructuras. Las esquinas se ven ocupadas por dos grandes ángeles tenantes en el frente y dos mensuras a modo de carnosas hojarascas y grandes tornapuntas. El cajillo se remata con una nueva moldura decorativa de elementos geométricos y una crestería partida, mientras que los arbotantes de las esquinas al igual que el trono en madera tallada y dorada nacen de un gran capullo floral, desde donde se ramifican los robustos brazos. La hojarasca se hace la protagonista en la talla de cartelas, así como en los aletones de la capilla central del frente, donde su arco de medio punto se ve tocado por corona real, con interior de paneles rectangulares y gran venera superior. En las cartelas tondos elípticos de orfebrería representan escenas con los personajes de la pasión.

El Rico - Trono Virgen del Amor

En cuanto a las barras de palio, estas guardan una morfología tradicional, con un arranque desde una base rectangular con capillas en sus cuatro caras para dar paso a vástago segmentado con separación de nudetes y macollas cual perinolas. Las ánforas de formas ascendentes, con tornapuntas en su primer ensanchamiento y asas decorativas en su boca.

Programa iconográfico

Resalta dentro del mismo y en la capilla frontal la imagen de la Virgen de la Merced protectora de cautivos acompañada por grupos de querubines, por la especial vinculación que esta corporación tiene con instituciones penitenciarias. La inclusión de ángeles por todo el cajillo también son un referente visual, los principales de las esquinas del frente con cartelas con las inscripciones en metal plateado con la nomenclatura “Amor Doloroso” en una y el “Speculum Justicie”, el espejo de justicia en la letanía lauretana en la otra. Además de estos ángeles, otros sedentes se colocan en lo laterales, escoltando las cartelas centrales. La Virgen con el Niño y el ángel custodia aparecen en las cartelas laterales de madera policromada, mientras que las realizadas en orfebrería se reservan para personajes de la pasión, la Virgen con San Juan, la Magdalena, el Beso de Judas, la Piedad, el Ecce Homo, la Última Cena, además de San Pedro y la figura de Jesús dentro de estos personajes. En las barras de palio los evangelistas completan este programa iconográfico.

María Santísima del Amor, trono, Málaga

Diseño y ejecución

Se debe este trono al diseño y la ejecución del granadino Nicolás Prados López, quien lo realizara en 1946, siendo restaurado, dorado y estofado además de añadirle aditamentos de elementos como molduras, brazos arbotantes y capilla central por Rafael Ruiz Liébana en el año 2005, mientras que la Virgen de la Merced es obra del escultor malagueño Raúl Trillo Díaz del año 2010. Las barras de palio corresponden a la labor de Manuel de los Ríos de 1979, mientras que las ánforas son de Santos Campanario de 1984. El palio ochavado es obra del taller de Leopoldo Padilla entre los años 1948-1950.

El Rico - Trono Virgen del Amor - Virgen de la Merced

El detale

La capilla central del frente es una nueva creación de Rafael Ruiz Liebana, a la que se le añadió una nueva imagen de la Virgen de la Merced de Raúl Trillo que vino a sustituir a la creada por el autor de la restauración del trono procesional.

En el recuerdo

El Trono de flores que esta dolorosa procesionó en la Semana Santa de 2004, mientras que se estaban llevando a cabo los trabajos de remodelación y dorado del actual trono. Este hecho no es nuevo en esta corporación por la constancia que se tiene en el año 1944 de esta especial y eventual configuración del trono de esta sagrada titular.

El Rico